La retroalimentación del terrorismo ultraderechista con el terrorismo yihadista

Como dice el pasodoble del poeta gaditano Antonio Martínez Ares “Ya han salido los fascistas de sus tumbas y sus cavernas, usando una democracia que justifique la guerra. Ya salieron los fascistas que todos llevaban dentro, esos novios de la muerte que se reparten la suerte, de un país que ya está muerto.”

Con el paso de los años, el terrorismo ultraderechista ha tomado como propias dichas acciones y postulados, y está actuando a imagen y semejanza del terrorismo yihadista, usando la captación de nuevos acólitos y seguidores, extremadamente jóvenesen algunos casos, difusión de asesinatos en directo, difusión de manuales e ideólogos a través de redes sociales, especialmente canales Telegram, divulgación de manuales para crear bombas o armas caseras, glorificación de terroristas, guerra contra la libertad sexual y la pornografía , incitación a atacar infraestructuras críticas como centrales eléctricas o nucleares, así como periodistas o políticos, incitación para llevar a cabo actos terroristas individuales por lobos solitarios, aportar videos o cartas donde se reivindican o justifican los actos, o realizar referencias a épocas pasadas de supuesta gloria o de personajes relevantes en sus actos como símbolo y excusa para justificar su “causa”.

El gran éxodo de la ultraderecha a telegram y otras redes sociales

Que Vox en particular y, la ultraderecha y sus correligionarios en general, hayan pedido un “gran éxodo” a otras redes sociales como Telegram o Gab no es que hayan descubierto ni la rueda ni el fuego, ya que no son los primero ni los segundos que se han ido a redes sociales secundarias como vías alternativas que no definitivas, para intentar saltarse los bloqueos de las redes sociales principales como Youtube, Twitter, Whatsapp o Facebook por difusión de discursos de odio o de bulos y fake news buscando sacar réditos en elecciones próximas, o para intentar derrocar a Gobiernos legítimos, como así puso de manifiesto la UE con Vox en las pasadas elecciones generales.

El terrorismo de extrema derecha en España 1975-1982

Tras lo acaecido en el Congreso de los Diputados el pasado 4 de enero en la primera sesión de investidura con los diputados de la derecha y ultraderecha española, existe la obligación moral de recuperar para España parte de la memoria tapada y silenciada sobre el terrorismo de extrema derecha que sembró de miedo y horror España por motivos ideológicos. Hoy sus herederos vuelven a estar presentes en nuestras instituciones, tal vez nunca se fueron, para sembrar de amenazas, chantajes y coacciones a quienes no piensan como ellos, utilizando la democracia para implantar su tiranía, y sólo utilizando otras clases de terrorismo de forma partidista, partidaria, tendenciosa e interesadas para buscar réditos políticos cada vez que hay elecciones.

ESPAÑA: 30 AÑOS DE FASCISMO, NAZISMO Y EXTREMA DERECHA EN LA POLÍTICA ESPAÑOLA

Desde finales del S. XX la aparición de partidos políticos y movimientos sociales de extrema derecha, neonazis o fascistas ha sido amparada y legitimada por los partidos clásicos, justificando que eran movimientos y grupos residuales.

Con ello lo único que se ha conseguido es darle voz a quienes buscan de forma continuada una justificación para llevar a cabo delitos el odio con total impunidad. Esas justificaciones, casi siempre están carentes de fundamentos reales y siempre se basan en una falsa invasión, en falsos ataques a otras personas o en que vienen a quitar el trabajo a los españoles.

Menú